DISCURSO DEL SR MANUEL LLIGUICOTA A NOMBRE DE LOS PADRES DE FAMILIA

7 02 2011

Saludos Cordiales

A los Señores  Sergio y María Luisa

Lo propio para el Sr. Diego

Señores profesores de esta unidad educativa

Jóvenes, que esta noche tienen la dicha y alegría de convertirse, en nuevos Bachilleres de la República.

Señores padres de familia, amigos y familiares que esta noche nos honra con vuestra presencia.

En nombre de los padres de familia de estos decididos jóvenes y del mío, quiero expresar unas palabras de agradecimiento.

En esta noche llena de gratitud y de alegría, tengo más de un motivo para agradecerles y felicitarles.

Han transcurrido más de cuatro décadas desde que llegaron a este pueblo.

Bendigo ese día que decidieron quedarse, para dedicar sus vidas al servicio de mi pueblo, y de todos los sectores aledaños, sin mirar condiciones nos han servido, han ofrendado sus vidas a esta causa, solo Dios todo poderoso puede pagarles la inmensa obra dirigida hacia nuestro pueblo.

Ustedes educan con el ejemplo de sus vidas.

Nosotros los padres nos sentimos muy felices de ver nuestros hijos culminar la etapa decisiva para sus vidas.

Señor Sergio y María Luisa ustedes han sido la luz al final del camino, la palabra oportuna, la palabra agradable, la palabra alegre.

Señores directivos el árbol a crecido y mucho, aunque despedacen sus ramas el con el tronco no podrán porque sus raíces se multiplican cada día.

Ustedes no podrán irse de este pueblo porque aquí están sus sueños, sus mejores anhelos, sus hijos que les queremos y les tenemos en nuestras mentes y en nuestro corazón.

A ustedes jóvenes esta es una fecha inolvidable para todos y en especial para ustedes.

Unos continuarán sus estudios y otros a trabajar.

Solo me queda felicitarles y desearles éxitos en el futuro.

Tengan siempre presente, los caminos del bienestar y de la gloria no están cerrados para nadie que persevere en su trabajo.

Los árboles cuando se llenan de frutos siempre se inclinan hacia abajo.

Sean ustedes sencillos porque esto es grato para los ojos del Señor. Gracias.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

10 02 2011
Milton López

Tuve el privilegio de escuchar este discurso en vivo. A Don Lliguicota las palabras le emanaban del alma. Y es que realmente su discuso no estaba escrito en la hoja de papel, sino en su corazón

Como bachiller San Gabrielino, Don Lliguicota sabe el esfuerzo que se debe invertir para obtener este título; sabe cuánto hay que agradecer y celebrar por haber llegado a esta parte del camino, descalzo a veces, pero alegre por tener dos pies para seguir avanzando

En el estrado Don Lliguicota era el padre de familia que reconocía el esfuerzo de su hijo y los compañeros de este, y al mismo tiempo, era el hijo que volvía a casa para agradecer el amor, la exigencia y la formación recibidas

Su discurso es una obra de la sencillez escrito no ahora, sino desde siempre, desde ese día en que dejó el colegio con su birrete cubriendo sus sueños, y como el mismo dice “para los hombres de bien nunca se cierran las puertas”; esta vez se abrieron las puertas del corazón para dejar volar este mensaje

El mensaje alegre y fecundo que habla de una obra que seguirá escribiéndose gracias a las acciones de los hombres y mujeres de bien

11 02 2011
Hugo Albarracin

el mensaje del señor Lliguicota fue uno de los más bonitos que he escuchado en el colegio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: