Entrevista a nuestros visitantes

27 06 2011

Este mes de junio, la U.E.S.G. recibió la visita de los esposos Luigi Cereda y Cándida Ghidini, benefactores de la institución.

Quisimos aprovechar su estancia en el colegio para conversar con ellos y conocer sus sentimientos y pensamientos. Con Teresa Hugo como intérprete iniciamos este diálogo

Luigi ¿sabemos que usted actualmente administra una empresa familiar?

Eso es cierto. La empresa nació en el año 1951 aproximadamente. Al inicio fabricábamos manillas para muebles y cubríamos un mercado regional con alcance hasta Roma, Nápoli, Milán, Bérgamo, y Liguria, a través de distribuidores

Actualmente hemos ampliado nuestra cobertura, y entregamos nuestro producto directamente al público. Nos dedicamos exclusivamente a fabricar muebles para dormitorios de niños

 Y en cuanto a usted Cándida?

En el blog del colegio dicen que me dedico a la enseñanza; efectivamente, desde hace cuatro años desempeño la cátedra. Inicialmente estuve en la Universidad de Parma, en el área de investigación, y en Milano dicte unos pequeños cursos

 ¿En qué circunstancias se conocieron ustedes?

Cándida: Yo era la mejor amiga de la prima de Luigi, y siempre iba a jugar en casa de él. Ahí nació la amistad y luego el amor hasta que nos casamos. El tenía 24 y yo 23 años

Ya en el hogar, quién de los dos demostró mayor inclinación por la solidaridad?

Luigi: A ambos por igual. Por fortuna desde nuestra juventud, en nuestros respectivos hogares habíamos aprendido el valor de la solidaridad y el compartir con el prójimo. Así que cuando nos casamos  compartíamos este mismo sentimiento

Y sus hijos han recibido también este legado?

Cándida: Tenemos dos hijos, Mateo de 23 y Laura de 18 años. De ellos Mateo está más dedicado a las misiones. Hace poco estuvo en Perú, conociendo la realidad de los pueblos indígenas  y ayudándoles a mejorar las relaciones intrafamiliares para reducir el abandono de los padres a los hijos

De su parte Laura, actualmente se encuentra estudiando en el norte de Europa, mediante un intercambio estudiantil

 

Cómo y cuándo nació esta relación con el colegio San Gabriel?

Lugi: Nació en el año 1975. Previamente ya nos conocíamos con Sergio y María Luisa, y sabíamos de su propósito bienhechor aquí en La Troncal, además nos une una amistad de dos generaciones

Desde el comienzo entendimos que la obra del colegio San Gabriel sólo sería posible con la ayuda de los demás. Entonces nos comprometimos. En el centro parroquial de nuestro pueblo nos reuníamos para encontrar formas de recaudar fondos. Hoy estamos felices de que esta obra esté aquí y sirva a La Troncal

Cándida: Nuestra principal preocupación fue colaborar, no solamente saber que Sergio y María Luisa necesitaban ayuda; teníamos que tener una participación más concreta, pues no era justo un mundo de los que nada tienen, frente a los que algo tienen ó pueden hacer para ayudar. Entender esto nos motivó profundamente a colaborar, y como lo dijo Luigi, estamos felices de que aquella semilla haya producido este fruto

¿Y desde entonces a la fecha han transcurrido 30 años de colaboración?

Cándida: Gracias a Dios sí. Y debemos decir que nuestro apoyo es insignificante frente a lo que aquí hacen Sergio, María Luisa, Diego, Teresa, Ana María, Diego Alex y toda la familia San Gabriel

Nuestra amistad y los objetivos cumplidos son las bases que sustentan esta relación. Esto es importante destacar; saber que tu ayuda sirve para un propósito concreto

¿Y ayudar resulta a veces difícil e imposible?

Luigi: Creemos que no. Ayudar siempre es posible. Lo que pasa es que a veces creemos que para ayudar necesitamos tener dinero y no es así; cada quien desde su realidad y situación puede hacer mucho

Cándida: Tenemos el ejemplo bíblico de la viuda que a pesar de su necesidad colaboró con la limosna para el templo; y si aún esta limosna no fuese posible, la ayuda siempre es una posibilidad a través de un voluntariado ó una palabra de aliento. Lo importante es querer construir

En cuanto a su visita ¿podrían narrarnos las emociones vividas en el colegio?

Cándida: Pienso que esta narración debe empezar con nuestro arribo al aeropuerto. Francamente pensamos ver a lo mucho a Sergio esperándonos, pero vimos a toda una multitud que nos dio la bienvenida con sinceras muestras de afecto

Luigi: Ya en el colegio nos sorprendió la estructura del mismo, y más todavía la calidez de su gente y la manera responsable de realizar sus actividades. Los talleres son grandes y tienen personas muy capaces al frente de ellos

Cándida: Me causa admiración también los servicios que tiene el colegio, entre ellos el coro, la catequesis, la ambulancia, la clínica, y ahora la Comisión de Prensa

¿Alguna situación especial?

Luigi: Realmente una maravillosa. Cuando decidimos visitar a los alumnos curso por curso nos preocupaba no saber español para entender su saludo; pero los alumnos nos saludaron unos en inglés y otros en italiano. Nos sorprendieron. Los niños y los jóvenes del colegio son muy amables y cariñosos

¿Y de Ecuador que pudieron conocer?

Cándida: Visitamos Azogues, Quito, Loja, Cuenca, Ingapirca y de paso, el parque de Cajas. En Ingapirca  conocimos la emocionante vida de los Incas y los Cañaris, a través de un guía.

Luigi: El complejo Ingapirca es muy impresionante con su piedra labrada y su precisa ubicación. De cajas nos gustó su paisaje y sus lagunas. Es una maravilla que en las montañas existan estos hermosos espejos de agua

Sin duda alguna Ecuador es un país rico, con tierras fértiles. Por doquier se encuentran frutas y flores; en nuestro país esas flores silvestres cuestan mucho dinero. El colorido de sus paisajes, sus flores y frutas es impresionante

Su mensaje a los ecuatorianos, al colegio y los alumnos del mismo

Luigi: A los ecuatorianos que crean en su capacidad y en su riqueza, en su don de gente buena, amable y trabajadora; al colegio que siga así, con este bello ministerio de servicio al prójimo; y a los alumnos del colegio que gocen lo más que puedan la experiencia en el San Gabriel, y acojan su legado para transformar su entorno social

¿Y cuándo vuelven?

Cándida: Cuando nos inviten (los dos ríen ampliamente)…Bueno, aquello de la distancia y las ocupaciones complican un poco nuestro anhelo de retorno, sin embargo y pese a ello, hemos decidido volver en unos 5 ó 6 años con nuestra hija Laura

Gracias por este diálogo

Luigi. Gracias a toda la familia San Gabriel, en especial a Sergio y María Luisa por su hospitalidad y ejemplo de servicio

Cándida: Y gracias a la Comisión de Prensa por habernos honrado con esta entrevista, en especial a usted Milton que tuvo la gentileza de visitarnos

Comisión de Prensa de la U.E.S.G.

Milton López Tello


Acciones

Información

2 responses

28 06 2011
Raúl Vásquez Galarza

Un saludo afectuoso a ustedes Luigi Cereda y Cándida Ghidini benefactores de nuestra Institución, soy un ex-alumno y les expreso mis más sinceros agradecimientos y después felicitarlos; hago énfasis en lo que dijo el Sr. Luigi a los que aún son estudiantes: “gocen lo más que puedan la experiencia en el San Gabriel, y acojan su legado para transformar su entorno social”.

1 07 2011
hugoalbarracin

concuerdo totalmente contigo Omar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: